La primera temporada de Glow se sintió como una de esas series necesarias en la televisión actual, una serie protagonizada por un diverso reparto de mujeres, contando una historia muy divertida como la lucha libre y ambientado en una de las épocas más coloridas y divertidas como lo fue la década de los 80´s.

GLOW significa (Gorgeous Ladies of Wrestling) la serie está basada en el show de los 80´s del mismo nombre, que pretendía hacer más inclusiva la lucha libre que hasta el momento era solo un evento de hombres exclusivamente, las mujeres obtuvieron su propio show con un gran éxito en la vida real sin embargo la serie nos cuenta los problemas que pudo o no haber tenido el show antes y durante su estreno, Glow supone un gran “y si” pues se aleja un poco de la realidad del gran éxito que tuvo este programa televisivo, Glow propone el qué hubiera sucedido si las hermosas damas de la lucha libre no hubiesen tenido el recibimiento que tuvieron en aquella época.

La serie es una comedia, pues cada episodio dura alrededor de 30 a 35 minutos, el contenido llega a ser tan bueno que deseas que la serie durara muchísimo más. La ambientación, los chistes, la inclusión, la forma de manejar un show de mujeres, es sin duda una JOYA.

Pero adentrémonos en la reseña de la segunda temporada.

La temporada pasada las chicas habían conseguido financiamiento para que el evento se transmitiera en vivo por televisión, incluso consiguieron a un patrocinador oficial. Las chicas vivieron su momento pues el show llamo tanto la atención de los televidentes que obtuvieron fecha y horario fijo para realizar el evento.

En esta temporada comenzamos a ver problemas de audiencia, la gente ya no sintoniza su televisión para ver GLOW algo sin duda se debe de hacer. Sin embargo antes de que el director o cualquiera de las chicas puedan hacer más, el canal decide que moverá su horario estelar a las 3 de la madrugada y si pocas personas las estaban viendo a las 8pm imagínense a las 3am.

El próximo paso que el canal tomaría sería cancelar la serie sin embargo, Ruth, Debbie, Sam y Bash trataran de meterse tan dentro de las decisiones del canal que puede que la carrera de alguno esté en peligro. Contarles más estaría de más así que mejor pasemos a los cambios que veremos en esta nueva temporada.

Hombres de cámara: esta temporada tenemos a dos personajes nuevos, dos hombres que manejan las cámaras en las transmisiones en vivo del show de lucha libre. Y debido a las horas de trabajo que pasan las chicas entre ellas, es sin duda refrescante para ellas ver a hombres cerca, aunque esto puede derivar en situaciones de acoso sexual, aunque a estos chicos no parece molestarles los temas de acoso.

Nueva Junkchain: la temporada anterior Cherry dejo la lucha libre para seguir su sueño como actriz profesional, así que es reemplazada por una stripper interpretada por Shakira Barrera, esta situación crea momentos muy divertidos a la serie.

Evolución de los personajes: sabemos que cada chica interpreta a un personaje distinto en escena, algunos nombres son muy creativos y divertidos como Britannica, Beirut la terrorista, la reina de los subsidios, Galleta de la Fortuna, Vicky la Vikinga, Zoya Destroya, Machu Picchu entre otros, sin embargo esta temporada muchas se renovaran y adquirirán nuevos y mejorados personajes, algunos dejaran de ser tan estereotípicos pero no dejaran de ser divertidos.

Se perdonarán asuntos del pasado. La primera temporada comenzó con un engaño marital y una enemistad entre Debbie y Ruth, esta temporada comenzaremos a ver un mayor acercamiento entre estas mujeres y aunque puede que sea forzado y a veces den unos pasos atrás, su relación sin duda mejorara en comparación a la temporada anterior.

Hasta aquí la reseña, asegúrate de ponerte al día, Netflix ya anunció la 3ra temporada que está a la vuelta de la esquina.

Síguenos leyendo tenemos más artículos de tu interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *